Blog

Conociendo a Brenda, una de nuestras mejores escorts en Marbella

brenda escort en marbella

 

Entablar una conversación con Brenda es algo bastante complicado, pues es inevitable que la vista de su interlocutor se pasee por el armónico y escultural físico de esta beldad. Una vez superas la primera impresión, aún te queda un largo trecho por delante, pues resulta básicamente imposible no sentirse cautivado por los ojos y la sensual calidez de su voz. Brenda es una mujer única, especial, con una presencia que podría parecer abrumadora por su exquisita belleza, pero con la que sientes una conexión casi inmediata gracias a su personalidad y carisma. Esta entrevista seguro no develará sus secretos y deseos.

 

Antes de salir vi las fotos de su sitio web y quedé muy intrigado. Ahora que soy capaz de verla en vivo y directo soy capaz de entender por qué se le considera una de las mejores acompañante de lujo en Marbella. La primera pregunta aflora casi sin pensarla, necesitaba conocer todo lo que pudiera de esta hermosa mujer, así que la interpelo acerca de cómo ha llegado a este mundo. Su respuesta me toma por sorpresa, su desparpajo y energía son avasallantes:

“No te voy a mentir, entré al mundo de las acompañantes de lujo por puro gusto. La verdad es que tengo una carrera como modelo bastante prometedora, me siento muy cómoda con mi cuerpo, en mi propia piel. Y eso, que es parte de mi personalidad, es imprescindible en el mundo del modelaje. Saber proyectarte y moverte con seguridad. Por otra parte, esto me hace un poco más libre que la mujer promedio, digamos que no temo disfrutar de mi físico, no tengo ningún tapujo con el sexo. Me gusta, es placentero y soy muy libre en ese aspecto.

 

Tengo una gran amiga que también es modelo y que, repentinamente, comenzó a tener una vida un poco más holgada… vamos, que estaba manejando mucho más dinero que antes y le pregunté. Ella había comenzado a trabajar como escort de lujo en Marbella y escucharla escribir sus aventuras despertó mi interés, no sólo por el glamour, sino porque sus historias eran muy sexys, muy calientes. Le pedí que me llevara con ella un día y luego de esa experiencia sentí que no había vuelta atrás. Esta es la profesión que me llena. Hay un dicho que dice algo así como “si haces algo que te apasiona, no es trabajo”, a mi me apasiona el sexo así que puedo decir que adoro mi profesión.”

 

Una vez más, me quedé prendado no sólo de la belleza de Brenda, sino de la magia de sus palabras, de la fuerza y seguridad que transmite. Despide un aura de positividad, encanto natural y elegancia. Verla moverse cuando dialoga contigo, como sonríe de forma pícara es todo un ensueño, así que intento acercarme más a ella. Le pregunto quién es ella, qué hace Brenda en sus ratos libres; cuando no es una diosa sensual y explosiva.

“Soy una mujer normal, sólo que un poco más feliz y satisfecha. Es imposible estar molesta cuando tienes una vida sexual tan plena, variada e increíble, como sólo puede tenerla una escort de alto standing. Cuando tengo un rato libre me encanta ir al gimnasio, mi cuerpo es mi instrumento y debo cuidarlo como el templo para el ejercicio del placer que es. Me encanta salir de compras, descubrir nuevos perfumes, ropa hermosa y zapatos de tacón. Por supuesto que adoro comprar lencería sensual, no hay nada como ver los ojos de mis afortunados clientes, que se mueren por arrancármelo todo.

 

Una de mis actividades preferidas son las tardes de chicas, con mis amigas, quedamos en un sitio divertido (por ejemplo, ahora en verano vamos muchísimo a nadar) y compartimos nuestras anécdotas, trucos, anhelos e intereses. Claro que siempre hay tiempo para la fiesta, para bailar y hacer un poco el tonto, para eso son las amigas. Y te digo, a veces podemos ser bastante escandalosas, nos tenemos muchísima confianza, hasta el punto de que solemos hacer ciertos servicios juntas, ¡es algo que nos encanta!”

 

¿Y qué es lo que más te gusta de tu trabajo? Le espeto, y ella casi sin respirar responde de inmediato:

“TODO. No sólo la flexibilidad de horario (y mira que estoy disponible casi que todos los días de la semana) y la excelente paga, que me permite costear todos mis caprichos; sino la posibilidad de explorarme a mi misma mientras complazco a mis clientes. Y es que me gusta saber qué tanto puedo hacer, cuáles son mis límites como mujer y como amante, a la vez que experimento nuevos placeres, nuevas técnicas, nuevos destinos sexuales. Soy una mujer aventurera, que no tiene miedo a las nuevas experiencias y siempre estoy en constante desarrollo y aprendizaje.

 

Me gusta dar lo mejor de mi en la cama, entregarme de verdad, implicarme por completo. Para mi esto es más que un trabajo temporal, es una verdadera pasión. De hecho, por eso me gusta ofrecer una girlfriend experience, porque es el momento en el que puedo sentirme más cómoda, a mis anchas. Puedo entregarme sin tapujos, con dulzura y pasión. Puedo ser todo lo que mi pareja necesita y más.”

 

Con estas promesas de infinito, de placeres indescifrables, me despido y marco mi partida. Mis ojos se pierden por última vez en las deliciosas curvas de su figura, se detienen en sus hermosos ojos cafés y se pasean en su espesa cabellera color azabache. Es casi una revolución en el alma verla reír con tanta soltura, moverse como si el mundo le perteneciera. Y es que estoy seguro de que es así, no hay un lugar al que Brenda llegue y no se apropie con su increíble presencia. La verdad es que envidio a todos y cada uno de los hombres que sean capaces de sucumbir a los encantos de esta elegante, natural y deliciosa mujer. Brenda puede ser parecer un ángel delicado y sensual, pero se transformará entre tus brazos, de eso podemos estar seguros. Con ella tendrás todo lo que tus fantasías te dicten y muchísimo más.